miércoles, noviembre 01, 2006

Un paso mas en la batalla.

Como escribí en el post anterior, tenia que sacar un trabajo para el día siguiente. Lo escribí desde RVR, mientras mi maquina desfragmentaba, use la otra PC que tiene internet. Cuando termino de reordenar el disco, descubrí que no había servido de mucho, el lío seguía ahí tal cual y la computadora era una catramina. Cada pedazo de video que cambiaba o sacaba, eran treinta segundos de espera. El video no salía y el audio menos. Como iba a poder poner en un cassette, si la maquina tiro un error y no salía nada? Mi sospecha era que había una sobresaturación porque el proyecto era muy pesado. Pero tampoco era seguro. El cliente viene a las diez, son las tres de la matina. Bueno, quedan siete horas, o saco esto adelante o se viene un quilombo padre. El piloto del nuevo programa de Caramelito ya había sido pagado en parte y si yo no entregaba el producto final, íbamos a estar en serios problemas. Sobre todo yo. Era para matarse, ese error había salido ayer, poco antes de terminar de editar todo el programa. Así, tome la única vía que creía probable. Estuve tres horas eternas, puteando con la maquina, tratando de no perder los estribos a cada lento movimiento que hacia la pantalla. Trataba de liberar el proyecto saturado, lleno de efectos y tomas cortitas. Como a las siete menos cuarto, había terminado de armar un bloque aparte y el proyecto se “dessaturó” solo. Comenzó a salir audio y video, a lo que grite de alegría. Parecía que la maquina había despertado de repente y todo comenzó a marchar como lo hace normalmente. Había acertado, el proyecto estaba muy cargado y tenia que “simplificarlo”, por decirlo así. Libere lo más que pude y termine los detalles que faltaban del día anterior.
Mi reflexión final; la maquina estaba tan cargada de cosas que no podía ni moverse, cuando reacomode el proyecto, volvió a actuar normalmente como si nunca hubiera ido lenta. Esto me hizo acordar a mi último proceso pasado en septiembre. Pero más que verlo como un reflejo del pasado, tiene relación con el presente. No tengo que darme bola en ciertos pensamientos, estoy muy saturado de cosas. En parte esto, que fue una dura pelea. Primero, hagamos liberación y luego, decidamos que hacer. No se trabaja con el estomago demasiado lleno, ni se decide con la mente en iguales condiciones.

1 comentario:

Scaladei dijo...

Acordate del cuento del monje y la vaquita. Recorda que muchas veces llevamos cosas que en realidad nos estorban, una pesada mochila que en realidad se nos vuelve inutil. Que te esta estorbando? Fijate y hace algo en consecuencia.
Scaladei, muchos besos.